¿Como cuidar la dentadura de nuestros hijos?

40 0

Para nosotras como madres es muy importante fomentar la higiene bucal de nuestros hijos, pues ésta no solo representa una buena salud, sino una bonita sonrisa que los llevará a ganar confianza en si mismos por su apariencia y los mantendrá con una buena autoestima. Para ello, lo primero que se debe de considerar es que la higiene bucal empieza desde que a nuestro bebe le sale su primer diente. Es sumamente importante crear hábitos de higiene bucal en ellos desde muy pequeños, los cuales formarán parte de su vida cotidiana.


El cuidado bucal en los pequeños, como muchas veces destacamos, es el inicio de la actividad de forma completamente prematura ya que, aunque no existan piezas dentales en la boca aun desarrolladas, la salud comienza con el resguardo del estado de las encías.

Es por ello que hemos definido algunas pautas para el cuidado de la salud dental y bucal de nuestros pequeños.


  • Niños lactantes: Nos referimos con lactantes, a niños que aun no disponen de ninguna pieza dental. Para ellos, la higiene bucal no es ajena. Limpie adecuadamente dos veces al dia la boca del pequeño con una gasa suave enrollada en el dedo, permita que éste muerda la misma y masajee delicadamente las encías. Marque horas precisas para esto, posteriores a la hora de la alimentación.
  • El primer diente: Los primeros dientes suelen salir a partir de los 9 meses de edad. En estos casos se les debe fomentar la masticación, ya que la musculatura de la boca será la responsable de ella en gran parte y el bebe aun no dispondrá de la fuerza o práctica necesaria para aplicarla. Cepille los dientes del pequeño con un cepillo de dedo o puede entregarle un cepillo infantil para juego, ya que por condición propia, llevará todo a la boca y sin saberlo limpiara sus dientecitos. No utilice ningún producto para la limpieza, solo agua.
  • Hasta los dos años: Hasta los dos años el niño aun no puede escupir voluntariamente; por lo tanto no es recomendable utilizar ninguna especie de dentífrico. En vez, limpie los dientes cada vez que el pequeño ingiera comida y evite que este consuma zumos o alimentos ricos en azúcar. Nunca comparta utensilios previamente usados con el niño, de esta manera evitará una contaminación bacteriana cruzada o alguna transmisión de virus no deseada.
  • Luego de los dos años: Premie al niño por cepillar sus dientes, convierta la actividad de la higiene bucal en un acto divertido y responsable. Intente que el pequeño tome conciencia sobre la importancia de su salud dental y bucal. Es importante que el pequeño no comparta utensilios o comida con otros pequeños. Visite a su Odontólogo cada 30 días si es posible, para determinar a tiempo posibles problemas y atacarlas de forma temprana, además de corregir algunas conductas que podrían ser impropias.

OTRAS NOTICIAS

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *