Por la Ruta del Vino

37 0

Cascas, tierra de historia, encanto, sol, uvas y abre sus puertas al turista más exigente con una atractiva oferta.

Heredero de un rico pasado cultural, emplazado en un fértil y cálido valle, se ubica el pueblo de Cascas a 108 kilómetros de y a una altura de 1.233 m.s.n.m. Los visitantes podrán encontrar en Cascas una variada oferta turística, además de una adecuada infraestructura en hoteles, restaurantes, bodegas de vinos, internet, etcétera.


Sólo 3 horas separan a Trujillo de los verdes viñedos casquinos, de su colorida campiña que invita a contemplarla desde lo alto del mirador del Chunkazon. Desde allí se puede ver cómo se va tejiendo, cual enorme manto de verdes matices que crece incontenible entre las míticas montañas de Calvayuque, Salmuche y Pirkayal, formando un prospero valle que ha convertido a Cascas y a la región La Libertad en el primer productor nacional de uva. Esto le ha permitido tener en poco tiempo una fuerte presencia en el mercado de vinos y piscos a nivel de macrorregión norte.

Pero Cascas no es solamente vinos y uvas. El turista ávido de descubrir nuevas rutas, de admirar bellos paisajes, degustar exquisita comida y recibir el trato amable y cálido de su gente, podrá conocer en Cascas el “Cristo de las Rocas”, que nos muestra la imagen grabada en piedra del rostro de Jesús, a sólo 30 minutos de Cascas, en el sector del Platanar el “Árbol de las 1.000 raíces” a 10 minutos del Cristo de las Rocas, cuyo magnífico y milenario árbol de caprichosa forma, expone sus muchas raíces a la vista del viajero.

Cómo dejar de visitar las “Pinturas rupestres de Chepate”, a 12 kilómetros de Cascas en el poblado de Chepate Alto, a 12 minutos del pueblo, cerca del río, donde en singulares cuevas antiguas civilizaciones nos legaron sus creencias y antiquísimas costumbres.

En la misma ruta, bajando al río, allí donde éste se estrecha formando un impresionante cañón se encuentra el “Pozo del Diablo”, sobre el cual los pobladores narran increíbles historias.

Para los amantes de la aventura, Cascas ofrece dos magníficas alternativas. “Laguna de Kuan”, hermoso espejo de agua a más de 4.000 m.n.s.m., a 48 kilómetros de Cascas en la ruta a Contumazá. A esta laguna se le atribuyen poderes magnético-curativos con los que chamanes realizan sus rituales de sanación. Sus aguas albergan también gran cantidad de truchas.

Otro trekking muy interesante y recomendable para expertos caminantes es “Pueblo Viejo”, para lo cual se llega hasta el caserío 9 de Octubre, en la carretera que conduce a Baños Chimú, al pie del río Chicama. Desde allí se asciende por un sinuoso camino hasta el pueblo de San Felipe. Este trekking ofrece al turista, en su recorrido, una gran variedad de atractivos como, pintorescos y poco explorados pueblos, magníficos paisajes e interesantes restos arqueológicos.

Otros atractivos en Cascas son los petroglifos de Chuquillanqui, el Bosque de Cachil, el Platanar, Trapiche, la catarata El Chorro, entre otras.

Y por si todo esto fuera poco, Cascas cuenta con un agradable clima primaveral (19 ºC) que lo convierte en un destino turístico que puede ser visitado en cualquier época del año.


OTRAS NOTICIAS

There are 1 comments

  1. Pingback: El Terremoto de Pisco en el Perú | NOTICIA DEL DIA

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *