Los delirantes conceptos de “machismo bueno” de Jessica Tapia

323 0

La ex conductora de televisión nos sorprendió este día con su definición de y feminismo y lo que para ella sería lo ideal en harás de una buena y correcta armonía familiar:


La siguiente es la transcripción literal de lo que ella escribió en su cuenta de :

Yo apoyo el machismo… pero el BUENO: promover una figura de autoridad paterna frente a los hijos, atenciones galantes hacia la dama, etc.

Detesto el machismo MALO: el que ejerce violencia física y psicológica, el q no te apoya y más bien te anula, el q da miedo, q no respeta.

Su posición respecto a lo que para ella es “machismo bueno” no cayó muy bien entre los cibernautas al considerar que no existe en el mundo natural “machismo bueno o malo”.

Recurrimos al diccionario para entender lo que significa machismo:

La Real Academia Española (RAE) define al machismo como la actitud de prepotencia de los hombres respecto de las mujeres. El machismo es una expresión derivada de la palabra macho, definido como aquella actitud o manera de pensar de quien sostiene que el varón es por naturaleza superior a la mujer.

En ninguna parte del concepto psicológico, filosófico, familiar vamos a encontrar que existe “machismo bueno”, creyendo a la sazón que existen violadores buenos o racistas buenos.

El tema no podía ir peor cuando volvió a lanzar otro esperado tuit, esta vez analizando lo que para ella era “feminismo bueno”

Jessica Tapia escribe lo siguiente:

Yo apoyo el feminismo BUENO: El q te impulsa a buscar oportunidades, el q te empodera frente a situaciones, el q te libera de temores, etc

Yo critico el feminismo MALO: El que no valora tu capacidad de procrear, el que te fuerza a competir y no disfrutar, el que anula tu femineidad, etc.

Creo que Jessica Tapia debe entender que la capacidad de procrear de una mujer está limitada a veces por circunstancias que no la hacen buena ni mala y su concepto de competencia no tienen nada que ver con el feminismo y menos que este sea malo o bueno.

Sus teorías no dejan de sorprendernos más allá de que se trate de uno de nuestros rostros más reconocidas de la televisión. Sus ideas primarias y sus conclusiones vacías nos hace suponer que en ella no existe interés de interpretar o analizar los hechos y solo se limita a escribir en su cuenta lo que se le tuerce en ese momento por su cabeza.


OTRAS NOTICIAS

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *