Si es que se paraliza la planta termoeléctrica de gas natural de Kallpa en el distrito de , definitivamente van a producirse restricciones en el suministro eléctrico, advirtió César Butrón, presidente del Comité de Operación Económica del Sistema Interconectado Nacional (COES).


Así lo señaló, consultado por Gestión sobre la amenaza de paralización que ha recibido la empresa Kallpa Generación S.A. por parte de la Municipalidad de Chilca, Cañete.

Dicha compañía debió suspender la inauguración de esa planta, que tenía previsto realizar ayer, debido -según denuncia en un aviso- “al acoso que viene sufriendo por parte del alcalde de Chilca, Alfredo Chauca”, quien habría dispuesto de manera arbitraria e ilegal la paralización de esa planta.

La compañía añade que dicha autoridad edil aduce la comisión de infracciones “inexistentes”.

Ayer, Javier García Burgos, gerente general de Kallpa, señaló que si bien han puesto en marcha la planta, la amenaza persiste, porque personas ajenas a la empresa habrían bloqueado la vía de ingreso a la planta.

Al respecto, el presidente del COES indicó que si por alguna razón dicho municipio hace que la planta tenga que salir del servicio de manera intempestiva, como esa térmica es tan grande, provocaría cortes repentinos en el Sistema Eléctrico Interconectado Nacional.