La ciudad de se encuentra al norte del Perú a una altitud de 2770 m.s.n.m. Ya tiene mas de 450 años, aunque no cuenta con acta de fundación colonial como la ciudad Lima, pero existen testimonios de su existencia e importancia desde los primeros días de la llegada de los españolas a esta tierra. Existe vestigios de los Incas, los Cuismanco y otros antepasados anónimos. Primero comarca luego ciudad, siempre en los andes.

El espacio donde se desarrolla la ciudad de Cajamarca tiene un significado especial e histórico para el Perú y el mundo. El inca Atahualpa la eligió por su clima, su riqueza y ubicación estratégica, como lugar de descanso y reagrupación de sus fuerzas en su peregrinación desde Quito al Cozco.

En esos momentos (1530) los comandados por Pizarro llegaban a las tierras de América y a las fronteras del Imperio del Tahuantinsuyo, donde tuvieron conocimiento sobre las disputas de los dos herederos y hermanos del trono, por la Mascaipacha Imperial, que los legitimara como soberanos del trono imperial; herederos de un linaje que no podrían continuar, la historia de sus antecesores; aquí estaría el inicio del fin del magnifico Imperio del Sol, concebido por Manco Capac y el Gran Pachakutek.

También en aquellos días uno de aquellos hermanos predestinado a ser un gran monarca, se alojaba en los calidos mantos verdes y frescos de la “bella y dormida Cajamarca”, así mismo bebía de sus entrañas el néctar de la vida, que proveía, ayer como ahora, el Apu Quilish sagrado.

Aquí mismo, Atahualpa fue tocado por la fatalidad del destino, vería truncado su sueño de ser el gran monarca del Tahuantinsuyo, dueño y jefe de las tierras del Sol, un 26 de julio de 1533, se iba a la eternidad, ahorcado por los españoles, luego de ser bautizado bajo la señal del cristianismo.

La Ciudad de Cajamarca fue testigo silenciosa y muda, del encuentro de dos culturas y la caída del imperio del SOL, dado por el oportunismo español, acompañada de la soberbia inca.

La ciudad de Cajamarca cuenta con un patrimonio muy diverso que se puede conocer y apreciar como son: centros turísticos (educativos-vivenciales), arqueológicos y monumentales.

También se desarrollan festividades importantes donde estan presente las tradiciones, costumbres y folclor que dan a conocer el carácter del poblador de Cajamarca.