El Juez que hoy se desempeña como Juez titular en La Libertad, y que en esos tiempos cumplía sus labores en el Tercer Juzgado Supraprovincial de Lima estaba a cargo de la investigación al Florindo Flores Hala ‘Artemio’ y autorizó las interceptaciones telefónicas que hoy involucran al ex presidente en la compra de testigos en el Caso Madre Mía.

Al mismo tiempo Loyola Florián se pronunció esta mañana sobre estas transcripciones de interceptaciones telefónicas al ex presidente Ollanta Humala difundidas por los medios de comunicación: “Yo no he autorizado por pedido del intervenciones telefónicas contra el ex presidente, su cónyuge o las personas que se mencionan recientemente en los medios de comunicación”.

Los pedidos a los que accedió fueron en el marco de una investigación hacia “Artemio” se formularon durante el segundo semestre del 2010 y desde diciembre de ese año en su despacho, estando vinculados a este investigado y a más de cien personas.

“El juez no recibe de oficio las transcripciones ni los audios, el conducto es el Ministerio Público. Y lo recibe en el contexto de un proceso judicial. No recibí por parte del Ministerio Público información sobre el caso de interceptaciones contra el ex presidente, su esposa o personas cercanas. El único caso en el que se me pidió autorización para utilizar información captada de una persona no intervenida fue en el caso de la ex parlamentaria Nancy Obregón. Autoricé que se use esa investigación en otros procesos”, agregó el juez.

También explicó que sí es “teóricamente posible” que una persona judicialmente interceptada dialogue con otra no interceptada. ¿Qué tendría que ocurrir en ese caso?

Si la información es “cotidiana, neutral”, el Ministerio Público la deshecha y no la utiliza. Y si la información es sensible respecto al investigado o intervenido, se acoge, incorpora, transcribe, procesa y finalmente se presenta al juez para que sea utilizada, exponiéndola al mismo intervenido a fin de realizar controles del caso.

“Pero si esa información sensible parte de una persona no intervenida, el Ministerio Público tiene dos opciones. Si es una información vinculada al caso, pide al juez autorización para ampliar la intervención de ese sujeto. Y si es una información con relevancia penal, pide autorización al juez para que esa información se use en el contexto de otra investigación y se remite al fiscal competente. Pero en este caso, no ha pasado, respecto a los procesos que yo conocí, ni lo uno ni lo otro”, manifestó.

Fiscal argumenta que estas grabaciones no eran parte de la investigación

Por otro lado, el fiscal , quien solicitó intervenir las comunicaciones que involucran a Humala, expresó que precisamente los audios en los que este era intervenido no eran parte de sus pesquisas.

La interceptación a Humala fue “casual”, pues el interceptado no era el teléfono del ex mandatario, sino el de un tercero que se estaba comunicando con él. “Yo investigaba a ‘Artemio’ y sus secuaces, lo demás no era de mi interés. ¿Por qué? Porque no era mi tema y porque tiene contenido privado. Eso se desecha”, expresó.

La situación cada vez se complica más.